TELEPRÁCTICA PARA SERVICIOS DE PATOLOGÍA DEL HABLA Y DEL LENGUAJE EN ADULTOS

TELEPRÁCTICA PARA SERVICIOS DE PATOLOGÍA DEL HABLA Y DEL LENGUAJE EN ADULTOS

Artículo de Revisión de libre acceso

Diapositiva6

Review Article
Telepractice for Adult Speech-Language
Pathology Services: A Systematic Review
Kristen Weidnera and Joneen Lowmana

Perspectives of the ASHA Special 326 Interest Groups • Vol. 5 • 326–338 • February 2020 • Copyright © 2020 American Speech-Language-Hearing Association

 

 

OBJETIVO DEL ARTÍCULO

Realizar una revisión bibliográfica sistemática  sobre servicios de telepráctica en actividades de tamizaje (screening), evaluación y tratamiento con personas adultas desde 2014 a 2019.

MÉTODO

Identificaron 31 estudios relevantes de acuerdo a los propósitos establecidos en el trabajo.

RESULTADOS

Los estudios incluídos mostraron factibilidad, eficacia, precisión en el diagnóstico y no-inferioridad respecto de los tratamientos presenciales . Los tratamientos realizados por telepráctica en los servicios de fonoaudiología abarcaron distintas poblaciones: afasia crónica, enfermedad de Parkinson, disfagia y afasia progresiva primaria.

CONCLUSIONES

Esta revisión, consistente con muchas revisiones en el campo de la telerehabilitación , encontró evidencia positiva con fortaleza metodológica relativamente leve o moderada (Russell & Theodoros, 2017). Estos hallazgos son semejantes a los de Molini-Avejonas & al. (2015), cuyos resultados mostraron resultados positivos en la práctica de rehabilitación a distancia pero también la necesidad de realizar estudios que permitan generalizar los resultados y determinar cuáles serían las mejores prácticas.

Algunos conceptos para destacar

La “telesalud” ya se utiliza en forma exitosa en distintas especialidades médicas y servicios de salud para promover el acceso a la salud.

La atención de la salud a distancia puede tener distintas formas:

Sincrónica: vivo, video interactivo / Asincrónica: en la cual se pueden enviar datos pero no se ven o analizan en tiempo real / Monitoreo remoto del paciente: transmisión de datos del paciente  que serán analizados y monitoreados por un profesional / Uso de aplicaciones.

Diapositiva8

Dentro del campo de la “telesalud” se encuentra la “telerehabilitación “. A su vez, dentro de la telerehabilitación ubicamos a la “telepráctica”. Este término incluye servicios remotos que se encuentran fuera del lugar donde funciona el cuidado de la salud.

La telepráctica es la aplicación de la tecnología de las telecomunicaciones para dar atención profesional a distancia. El profesional y el paciente o dos profesionales pueden reunirse a distancia para realizar una evaluación, una intervención o una consulta. La atención puede realizarse en forma sincrónica, asincrónica y/o híbrida.

Los servicios de patología del habla y del lenguaje permiten que se realice atención a distancia dada la naturaleza audiovisual de las técnicas y de las interacciones clínicas.

Permite superar barreras de acceso debido a la distancia, resolver cuestiones de movilidad y ofrece la oportunidad de conectarse con los pacientes en su entorno natural .

La ASHA reconoce a la telepráctica como un modelo de atención apropiado, siempre que los profesionales fonoaudiólogos/as tengan un adecuado conocimiento de las tecnologías utilizadas,  adapten el material de evaluación y de intervención y seleccionen competentemente a los pacientes adecuados para realizar este tipo de sesiones.

Diapositiva9

El 48 % de los pacientes atendidos a distancia fueron personas con afasia. Los cuadros de afasia y sus severidades eran variables, la mayoría de ellos fueron atendidos 6 meses después de su ACV.

La enfermedad de Parkinson fue la 2da patología más común en este tipo de atención, seguida por disfagia, afasia progresiva primaria, traumatismo de cráneo y trastornos vocales.

Las edades de los pacientes variaron entre 18 y 112 años (sí! 112 años!). El rango típico de edad fue entre 40 y 80 años.

La intervención a distancia demostró no ser inferior a la atención realizada en forma presencial. Wade y cols. (2017) sugieren que la “no-inferioridad” podría ser uno de los diseños de estudio más apropiados en las prácticas a distancia ya que su pregunta central implica determinar que atender de este modo no es una forma inferior a la modalidad “en persona” habitualmente realizada.

La evaluación de pacientes mostró tener resultados semejantes a distancia o en presencia aunque los profesionales reportaron sentir que no podía realizarse una evaluación óptima si el paciente era muy complejo.

Respecto de la intervención, los estudios reportaron que se realizaron tratamientos en sesiones individuales y grupales.

Las técnicas de tratamiento usadas fueron:

  • Facilitaciones progresivas y jerárquicas para la anomia

  • Refuerzo con tareas para el hogar a través de Video conferencias informales semanales

  • Entrenamiento de guiones

  • Terapia de restricción inducida de lenguaje

  • Terapia grupal por videoconferencia

  • Método PACE (Promoting Aphasics’ Communication Effectiveness – Promoviendo la efectividad comunicativa en personas con afasia)

  • Tratamiento de fortalecimiento de la red verbal

  • Mediación semántica

  • Tratamientos fonológicos y ortográficos

  • Entrenamiento del interlocutor y conversaciones estructuradas

Diapositiva7

Con respecto a la tecnología utilizada , la mayoría de los estudios usaron videoconferencias sincrónicas (e.g., Skype, Zoom, Adobe Connect)

En 5 estudios se usaron enfoques híbridos, es decir, telepráctica aplicada con servicios combinados de atención sincrónica, asincrónica y en persona.

La dificultad más común fue una interrupción, demora o inconsistencia en la calidad del video o del audio que podían deberse a fallas de conexión o a dificultades en el uso de la tecnología.

Para evitar dificultades técnicas, en 1/3 de los estudios se entrenaron  cuidadores o “eayudantes”: asistentes de salud, acompañantes, cuidadores, enfermeros, familiares, compañeros.

Los estudios en general no describieron el lugar y las condiciones físicas donde el/la fonoaudióloga y el paciente realizaban la sesión, este aspecto sería muy importante para investigar.

Sólo un 34% de los estudios de intervención incluyeron grupos control, aspecto crucial para establecer la eficacia del tratamiento.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s